Testimonio del tio de Mohamed Lamin Haidala, el joven saharaui asesinado por colonos marroquíes, la policía y los médicos de la ocupación

feb 16th, 2015 | By | Category: Derechos, Derechos civiles y políticos
Mohamed Lamin Haidala

Mohamed Lamin Haidala

Testimonio del tio de Mohamed Lamin Haidala, el joven saharaui de 21 años, que cursaba curso de fontanería en la ciudad de El Aaiún ocupada, hijo de Abdalahi Haidala y de Takbar Hadi, que vivía con sus abuelos maternos en el barrio “Casa Piedra” en El Aaiún.

El Aaiún, 10 de febrero de 2014

El sábado 31 de enero a las 21:30h aproximadamente los colonos de una tienda de  muebles, que hay frente de la casa de los abuelos de Mohamed Lamin Haidala le empezaron a lanzar insultos discriminatorios por su condición de saharaui. Los colonos marroquíes eran los dueños de la tienda y estaban allí con sus dos sobrinos y dos empleados. Quando Mohamed Lamin reaccionó a los insultos, el dueño de la tienda ese le lanzó una piedra que le golpeó en el pecho y le hizo caer en el suelo, acto seguido por el grupo de colonos que se lanzó sobre Mohamed Lamin para empezar a golpearle en todas las partes del cuerpo mientras uno de ellos le clavó una tijera en el cuello, entonces Mohamed Lamin perdió totalmente el conocimiento, llegó la policía de ocupación y luego la ambulancia le llevaron a el hospital Ben Mehdi en El Aaiún ocupada, mientras que los colonos quedaban sueltos. Al llegar a urgencias herido gravemente le acompañaba la policía, mientras le terminaban de coser las heridas sin anestesia y sin desinfectantes entre gritos de dolor fui conducido a las dependencias de la comisaria central de la ocupación, después de llevarlo y traerlo varias veces de comisaría a hospital sin avisar a su familia, finalmente quedó en los calabozos de la comisaría central con dolor y sin las mínimas condiciones humanas , sin manta ni colchón. Pasó en esas dependencias hasta el lunes día 2 de febrero y a las 8:00h de la mañana fui llevado a el hospital donde le enyectaron calmantes y después fue puesto con sus heridas frente a un tribunal y ante el llamado procurador del rey de la ocupación marroquí. El procurador de la ocupación marroquí, le solicitó un certificado médico, cuando su tío Sidi Hadi fue a solicitar dicho certificado, el doctor Hachimi Noufel le nego el certificado, ou sea el mismo médico que concedió los certificados a los colonos que agredieron a Mohamed Lamin sin que presentarán ninguna lección. Mientras todo eso ocurria, Mohamed Lamin seguía en los juzgados sin atención médica y sin comer ni beber sufriendo de sus heridas cuando el tío del joven Mohamed Lamin volvió a los juzgados sin el certificado médico, entonces Mohamed Lamin quedó en libertad temporl mientras que sus verdugos seguían en sus casas. Cuándo Mohamed Lamin llega a su casa empieza otro calvario, al no poder dormir la familia le llevó a el hospital, allí encontraron al desalmado doctor Hachimi Noufel quien le puso oxígeno y una inyección calmante, al dia siguiente que era el dia 3 de febrero a las 12:00h, después de pasar por escaner fui trasladado al hospital Hassan II en El Aaiún, en ese hospital estuvo engresado hasta las 21:00h de la noche. Cuando Mohamed Lamin perdió completamente el conocimiento y su tío llamó a los responsables del hospital, la doctora les contestó por telefono deciendoles que su estado no era grave y que estaba pasando por una situación recuperable y no hacia falta su presencia, al dia siguiente, el dia 4 de febrero, llegó la doctora y al verlo dijo: “este paciente está en estado grave y hay que mandarlo para la ciudad marroquí de Agadir y que el hospital Hassan II no disponía de oxígeno”. Entonces le mandaron de vuelta a el hospital de Ben Mehdi y allí quedó en la urgencia, donde le conectaron tubos en los riñones. Los médicos al ver que el joven estaba en estado grave pidieron a los familiares para alquilar una ambulancia para llevarlo para la ciudad marroquí de Agadir y añadiendo que no se podía hacer nada por él, además había que pagar los costes de su instancia en el hospital antes de poder salir. Al final la familia pagó todo, pero la ambulancia tardó mas de una hora en llegar y finalmente le dieron el salvoconducto. Entonces empezó el calvario final para Mohamed Lamin durante 666 km de sufrimiento, hasta llegar a la ciudad marroquí de Agadir. En Agadir, le empezaron a mandar de una clínica a otra, que le negaban la entrada hasta que perdió la vida sólo y negligentemente como otros tantos saharauis que quedaron en el olvido.

Fuente: Hmad Hammad-WSHRW

    Comments are closed.