WSHRW llama a los Estados miembros del Consejo a no apelar la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el Acuerdo de liberalización de productos agrícolas y pesqueros entre la UE- Marruecos

dic 14th, 2015 | By | Category: Noticias

Western Sahara Human Rights Watch

Western Sahara Human Rights Watch

WSHRW hace un llamamiento a los miembros del Consejo de la Unión Europea a acatar la sentencia del Tribunal Justicia de la Unión Europea de 10 de diciembre de 2015 por el que anula la aplicación al Sahara Occidental del Acuerdo comercial de productos agrícolas y pesqueros entre la Unión Europea y Marruecos.

Esta sentencia corrobora todas las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental, en cuanto a su estatus de territorio ocupado por Marruecos que ejerce una administración sin ningún mandato internacional, y en cuanto a su representante legítimo, el Frente Polisario tal como contempla el derecho internacional.

Siempre hemos observado con estupor que en los sucesivos acuerdos comerciales, políticos o estratégicos de la Comisión Europea com Marruecos, se hayan ignorado estos principios tan evidentes del derecho internacional, mostrando nula voluntad política para respetarlos, principios que afortunadamente sí se han tenido en cuenta en la práctica general de la Unión Europea como es el caso de la recientemente aprobada directriz de la Comisión Europea de 11 de noviembre de 2015 para el etiquetado de los productos procedentes de las colonias israelíes en territorios ocupados en 1967 y que afecta también a un Estado muy importante para la seguridad europea. Un doble rasero en la práctica de la Unión Europea que el Tribunal de Justicia Europeo acaba de corregir.

Entendemos que la Unión Europea busque acuerdos comerciales o estratégicos con terceros países que garanticen la buena vecindad y la seguridad de los Estados miembro, pero ningún Estado, por muy importante que sea su colaboración estratégica tiene derecho a convertir en una caricatura los principios constitutivos y el Derecho de la Unión Europea. Tal es el caso de Marruecos, que exige que en esa relación estratégica la Unión Europea en la práctica vulnere el Derecho Internacional, actuación incompatible con sus princípios constitutivos que afecta negativamente a su credibilidad como actor internacional defensor de los derechos humanos y de los pueblos.

Este llamamiento a acatar la sentencia de dicho tribunal que dirigimos a todos los estados miembros de la Unión Europea la realizamos no solo como asociación defensora de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental sino también porque muchos de sus componentes, que son ciudadanos europeos, están escandalizados de que las instituciones comunitárias ridiculicen principios básicos que están profundamente enraizados en la cultura europea.

La apelación de esta sentencia, es en sí misma un acto contrario a la posición que la Unión Europea afirma defender para el contencioso del Sáhara Occidental “una solución política mutuamente aceptable que provea la autodeterminación del pueblo saharaui en el marco de los principios de las Naciones Unidas” porque además de la doctrina jurídica confirmada , esta c sentencia crea un escenario político que facilita el diálogo y la negociación entre las partes en el marco de la ONU que la Unión Europea en sus resoluciones dice apoyar.

Difícilmente, con este tipo de prácticas podemos educar a las próximas generaciones conforme a los principios establecidos en el informe
Delors “la educación constituye un instrumento indispensable para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y
justicia social, y una vía al servicio de un desarrollo humano y armonioso, que podrá contribuir al retroceso de la pobreza, de las incomprensiones, la injusticia, las desigualdades, la opresión y la guerra”.

No contribuyamos desde las instituciones europeas a convertir el proyecto europeo en una entelequia decadente.
Por todo ello, solicitamos que por coherencia con los principios de la UE como estados miembros se opongan a la apelación de esta Sentencia.

WSHRW, 13 de diciembre de 2015

    Comments are closed.